No entres si no te has leído el libro

www.nosinlola.com/spoiler-no-entres-si-no-te-has-leido-el-libro

Sólo lo entenderás, si te has leído la novela. En caso de que no lo hayas hecho y pretendas hacerlo, podría estropearte el final.

Anuncios

¿Quieres jugar con Eros?

¡Buenos días domingueros!

Entre tantas alegrías que me he llevado con la publicación de mi primera novela, se encuentra la de haber conocido a través de las redes sociales donde me he promocionado, a Gemma Sweinch, una blogger que según dice de sí misma, está loca por vivir nuevas experiencias cada día, compartirlas, aprender de los demás e intentar mantener la llama del amor siempre encendida.

¿Y cómo lo consigue?

Jugando. Qué mejor forma de hacerlo. Y además, divertido.

Como sabréis los lectores que hayáis leído la historia de Lola (tranquilos que no voy a spoilear a nadie), en ella narro con naturalidad varias escenas de sexo que tienen lugar entre los protagonistas, y aunque ya me habéis comentado que no eclipsan la historia de amor, sé que os gustan, porque también me gustan a mí. Y no sólo en mi libro, si no en los que consumo habitualmente. Es una forma más poética, más “elegante”, me atrevería a decir, de ponernos a tono, sin tener que consumir necesariamente porno. No sé si me explico 😛

Por otra parte, sé que a los hombres no les va demasiado esta clase de literaturas, pero si me lo permiten, me atrevería a decirles, que de ella pueden aprender muchas cosas sobre lo que nos gusta hacer y que nos hagan (sé que estoy generalizando), y aunque no pretenda ser maestra de nada, creo que nosotras mismas también nos podemos cultivar en las artes amatorias. Despojándonos de las vergüenzas, de los tabúes, y poniendo en práctica todo aquello que nos parezca sensual y atrevido.

¿Y por qué os suelto todo este rollo?

Porque os quiero invitar a visitar el rincón de Gemma y dejaros sorprender por todos los juguetitos, además de descubriros, lugares y otros truquitos muy de mujer, que harán de tu vida una diversión, tanto si tienes o no pareja.

http://www.jugandoconeros.com/

jugando con eros

Atrevete, conócela, y diviertete.

gemma

 

Un beso enorme para Gemma, y feliz día a todooooooos 😀

Tipos de infidelidad femenina

  • La infidelidad física­: Es incitada a causa de la curiosidad, probablemente por una fantasía frustrada o una etapa de la vida que nos hemos  saltado. Las mujeres son infieles, pero no establecen una relación de afecto con el hombre. Se trata de una aventura, para descubrir cosas que no hacemos con la pareja. En este caso, suele llevarse a cabo por mujeres que han tenido la misma pareja a lo largo de su vida.
  • La infidelidad emocional: Se trata de una infidelidad en la que se produce una estrecha relación con el amante, por enamoramiento. Las mujeres infieles se implican con sentimientos, por lo que no suelen salvar su matrimonio.infidelidad femenina
  • La infidelidad por falta de algo: La persona infiel busca una cualidad, de la que carece su pareja. Puede ser una virtud o cualidad de tipo; social, psíquica, sexual, anímica, temperamental o de otra índole. Se trata de una infidelidad femenina en la que la mujer busca lo que le falta en la vida, de forma que se suele llevar a cabo para desahogarse de la rutina.
  • La infidelidad psíquicamente insuperable: Se trata de una infidelidad que llevan a cabo un tipo de personas, estas son las incapaces de adquirir un compromiso y guardar lealtad. Las mujeres son infieles, sus valores quedan reducidos en cenizas a cambio del placer, dado que el deseo sexual les resulta incontrolable. Son muy puntuales los casos de infidelidad femenina, a causa de esta motivación.
  • La infidelidad platónica: La comunicación se establece con la otra persona, en ocasiones no se llega a las relaciones sexuales. Es muy común en casos de infidelidad femenina, que la mujer se apoye en un hombre que la hace sentir bien, sin necesidad de sexo.
  • La infidelidad afectiva provocada: es la infidelidad menos común, se da cuando uno de los miembros se siente olvidado. Las mujeres infieles quieren reclamar la atención de sus parejas, y así les demuestran que no son los únicos.

Las causas de la Infidelidad femenina

Es difícil dar un conjunto de motivos por los cuales se da la infidelidad femenina, dado que existen multitud de razones según la persona y su pareja. En gran medida los hombres toman la infidelidad como un complemento de su relación, sin embargo, las mujeres suelen llevar a cabo la infidelidad por falta de afectividad y comunicación. El temor al compromiso es causa común a ambos sexos, es una forma de no aferrarse al matrimonio.

Para que llegue a darse una infidelidad por parte de una mujer, es necesario que se den a la vez un conjunto de factores a lo largo de un periodo continuado. Es normal que durante la vida en pareja, se den conflictos prolongados e intensos, esto no quiere decir que sean causa principal del tema en cuestión.

Los hombres toman un papel importante en este caso, dado que son los que toman la iniciativa para que estas situaciones se trasformen en adrenalina y suba la libido en la pareja. La mujer carece de esta inteligencia sexual, por lo que en ocasiones llevan al extremo un motivo sin importancia.

Veamos cómo descubrir una infidelidad femenina

La frecuencia en las diferencias y las disputas, puede ocasionar serios problemas en la pareja. Es uno de los motivos de engaño por parte de las mujeres, siendo una pista a la hora de cómo descubrir una infidelidad femenina. Una forma de solucionar estas situaciones es a través del dialogo, la comprensión, la empatía y el respeto mutuo.

Son muchas las causas por las que se derive una infidelidad femenina, pero nunca es de forma espontanea. Principalmente se trata de satisfacer las carencias del matrimonio u otras pueden ser; preocupaciones, discrepancias, problemas económicos, conflictos. Todo incentivado por un deseo de cambio interno, y la infidelidad femenina es el desencadenante. Los puntos fuertes son la previsión, la comunicación e inteligencia sexual para evitar la infidelidad femenina. Una vez que se comienza a buscar el motivo de la infidelidad femenina, se puede atajar el problema.

Factores psicológicos, sociales y biológicos de la infidelidad femenina

 

  • Para que haya infidelidad femenina es necesario que exista una tercera persona que ofrece a la mujer algo en una situación determinada, tal como afecto; expresado en caricias, comprensión o cooperación.
  • Una mala elección de esposo, que se hace en función del atractivo o al físico. La base del matrimonio es el deseo, el amor y el afecto. Cuando no se cubren ciertas necesidades en espacio y tiempo, estos aspectos afectan psicológicamente. Produciéndose la necesidad de carencia y deseo de satisfacerla, a través de la infidelidad.

    infidelidad femenina

  • La dificultad actual en la lucha por sobrevivir;
    • Mantener una posición social
    • Adquirir una vivienda para la familia
    • Criar a los hijos
    • Pagar las deudas
    • Posición laboral
    • Mantener el deseo sexual.
  • Puede existir una predisposición biológica que predisponga a la infidelidad femenina, pero en ningún caso esta se da en un determinado ambiente social con situaciones conflictivas. En cambio, hay mujeres que nunca llegarán a cometer una infidelidad, a pesar de encontrarse en situaciones de frustración, inconformidad, decepción o conflicto.
    Un pasado en el que haya existido desprecio masculino también puede precipitar a ser infiel, como venganza a momentos de su vida con hombres. Le hace sentir el control, creándose una situación de venganza

La infidelidad tiene menor probabilidad de suceder cuando hay mucho amor, y sé práctica el sexo habitualmente. Esto no quiere decir que no tenga porque producirse la infidelidad femenina, solo hay una disminución de las posibilidades. Los motivos en estos casos son la tentación, venganza, curiosidad o resentimiento. Lo cierto es que cuando una mujer es infiel, se augura un divorcio.

Fuente: http://femquality.com/infidelidad-femenina/

Working on it

Ayer ya os lo adelantaba en Instagram (a quienes me seguís, y quienes no lo hagan, se quedan sin adelanto), y es que estoy trabajando en mi próxima novela. Aún queda un tiempo, no os asustéis. Tengo que dejar que mi Lolita funcione y llegue a la gente. A cuanta más mejor. Cuesta, ya lo sabéis, darte a conocer en un mundo al que todavía no perteneces, en el de la literatura, y en el cuál no presento más avales que mis escritos en este blog. Por lo tanto, mientras con vuestra ayuda, que lo estáis haciendo muy bien, No sin Lola va creciendo, ésta segunda novela es la que ocupa mi mente y aplaca mi sed de crear.

Yo estoy segura que a los seguidores de la primera, ésta segunda no os decepcionará. Lleva el mismo cariño que la primera, pero incluso más ilusión. Es un reto más grande el que me he propuesto con ésta, y veréis (en su momento) que he dejado el corazón, además del cuerpo. Sí chicas, no os engañéis, vuelvo a la carga con el erotismo, sin eclipsar el amor, como me dijo alguna de vosotras en los comentarios.

Por cierto, es gracias a vuestros comentarios, que me animo a seguir publicando, porque vosotras me lo pedís. Y me encanta. Así que, preveo que para finales de verano, o incluso antes, si aprieto a mi editora, ésta esté en el mercado.

Mi editora a la cuál le quiero agradecer desde aquí la dedicación que le pone a la lectura. El detalle. Los mil ojos que ahora serán dos mil. Porque entre la primera y la segunda novela, he sufrido una baja en el equipo muy  importante, a la que echaré de menos tanto en mi proyecto personal, como en mi vida privada.

No me enrollo más.

Os dejo con una fotito que no desvela mucho, pero se ve mi grado de avance. ¡¡¡¡Ya llevo 300 páginas!!!!

Imagen

Tu foto en blanco y negro

Me encanta la música guitarra y voz y me encanta El Canto del Loco, así que como no me iba a gustar él, Nil Moliner. Escucharle, ¡Os sorprenderá!

Y ésta es la canción que escucha Aitor cuando le escribe el email a Lola, porque ésta es la canción que de alguna manera me hace pensar en él, en mi Aitor particular. Creo que cada vez que la oigo, se activa algo en mi interior y me trasporta a años atrás, cuando yo empezaba a compartir momentos con él y este tema sonaba de fondo.

Y veréis que lo he enlazado en el ebook, en un momento muy especial de la historia, por que creo que todas las escenas son más bonitas cuando suena música de fondo. ¿Por que qué sería la vida si no existiera la música? Imágenes en movimiento, casi ridículas incluso, me atrevería a decir.

¡Así que dale un repaso a tu vida sin olvidarte de darle al play!

Coméntame cuál es tu canción favorita, o qué estás escuchando ahora…

¡Vamos anímate!

La concepción del sexo

Ha tardado en llegar, pero ya está aquí. Sí. Voy a hablaros de sexo. ¿Por qué? Porque No sin Lola es una novela de éste género. Yo siempre digo y no me cansaré de decir, que es una historia de amor, pero en como toda buena historia que se precie, hay sexo entre los protagonistas. Otras autoras se bastan con darlo a entender con el empiece de un beso, o incluso describirlo con un titular: hicieron el amor. Ellas seguramente lo adornes con un poquito más de gusto. Algo de parafernalia. Pero hoy en día, y gracias a la liberación de la mujer y al despojo de nuestros tabúes, autoras como E. L. James, de la archiconocida saga internacional «Cincuenta sombras de grey», la autora española Elisabeth Benavent, de «La saga de Valeria», o la de la saga «Pídeme lo que quieras» Megan Maxwell, a las que aprovecho para agradecerles por servirme de inspiración, el género erótico romántico, está ganando fuerza y posición en nuestras estanterías, nuestros ebooks y nuestras manos, cuando estamos en el metro, en el autobús, en el sofá, o dónde sea. Los mostramos seguras de nosotras mismas, sin necesidad de tapar la portada o cubrirla con ningún folleto o periódico, y sin avergonzarnos. Porque nosotras también practicamos sexo, aunque nos guste llamarlo “hacer el amor”.

ImagenEl argumento de mi post no pretende ser el anterior. Eso no era más que una introducción. El verdadero meollo del asunto, de lo que os quiero hablar, es más bien de la concepción del sexo entre hombres y mujeres. ¿Y por qué? os preguntaréis nuevamente.

Por que al tener que escribir sobre sexo, me he dado cuenta mi forma de hacerlo. Mi forma de concebirlo. De describirlo. Me ha costado tremendamente hacerlo de una forma soez, y menos para describir momentos en el que Lola está QUERIENDO con todo su cuerpo.  Ahora bien, mi actual experiencia o proyecto personal, me está obligando a narrarlo de forma diferente, y es entonces cuando me doy cuenta de cómo lo vivimos unos y otros dependiendo del género. Estoy escribiendo desde los zapatos de un hombre. Con su perspectiva. Tratando de comportarme como él. Hablando como él lo haría. ¡Y creerme.. son unos guarros! Y volverme a creer.. ¡Nos gusta! así que en lugar de que le toque un pecho, le toca una teta. En lugar de inundarla con su sexo, le mete la polla. Y en lugar de… bueno, creo que os habéis hecho una idea.

y es que me he metido tanto en su rol, que ando todo el puto día diciendo palabrotas, joder. Desde que me suena el jodido despertador, y hasta que me meto  en la puta cama, me estoy comportando como un puto semental, que sólo piensa con la punta de la polla.

Disculpad el párrafo anterior. Espero terminar pronto con el nuevo proyecto, antes de que él termine conmigo.

Un superbeso superñoño y superfemenino.